Hablemos de·Libros

El regreso del catón, de Matilde Asensi

Este libro existe, según Matilde Asensi, gracias a la insistencia de sus lectores

El regreso del catón, segunda parte de El último catón que nos hace viajar al futuro de Ottavia, catorce años después de las aventuras en las que se embarcaron ella y sus dos compañeros, Farag y Kaspar. En el #Hablemosde de El último catón (clic aquí), os recomendé el libro como fangirl de la gran historia que había construido la autora, dotando a sus personajes de diferentes personalidades complejas. En esta segunda entrega he notado un ligero cambio de estilo y me ha dado la sensación de que Ottavia, tan peculiar como era ella en El último catón, ha pasado a ser una persona muy diferente.

«Te dije que todo es relativo, todo es temporal y todo es mudable. Y que siempre, siempre, tenemos la oportunidad de cambiar», palabras de Kaspar.

Otra de las cosas que me ha chirriado durante toda la historia ha sido la continúa espera. No me enganché a la historia hasta que no llegué a los capítulos avanzados y lo único que me animó a seguir leyendo fue la fascinación que continuaba sintiendo respecto a El último catón. En ocasiones, cuando pensaba que por fin había llegado a un núcleo que cambiaría el curso de la historia, mi curiosidad desaparecía entre la monotonía que ahogaba a los personajes.

«A veces, el silencio en común es el mejor consuelo», palabras de Ottavia.

Una de las cosas que le agradezco a Matilde Asensi es la división de la obra en capítulos cortos. En el primer título podemos encontrar, perfectamente, capítulos de doscientas páginas de extensión y yo, que soy una persona con manías, me ofuscaba al no terminar un capítulo y dejar el marca páginas a mitad de este. Así que con El regreso del catón no me he preocupado de esto en absoluto.

«Hay cosas sobre las que no tenemos control, doctora. Aunque queramos con todas nuestras fuerzas», palabras de Kaspar.

Por otra parte, uno de los puntos positivos que tiene la nueva historia es la introducción de nuevos personajes en el mundo de Ottavia; personajes que no alcanzan la misma profundidad que los tres principales pero con los que no es difícil empatizar debido al constante peligro en el que se encuentran y sus particulares formas de ser.

La escritura de Matilde, como siempre, me ha parecido amena y con gancho; sin embargo, esperaba más de los escenarios y las descripciones.

Si quieres saber un poco de la trayectoria profesional de la autora, te invito a que leas el #Hablemosde de El último catón.

Recomendado

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s