A todas las que fueron, las que somos y las que serán.

Puedo sentiros gritar.
Removeros bajo tierra, apretando, y con fuerza, los puños de hueso viejo. Como un látigo a destiempo que se hace eco entre los años y va encogiendo nuestras alas hasta hacernos llorar. Nosotras vuestras hijas, vuestras nietas y hermanas, el eco de vuestras lágrimas y oyentes de aquellas batallas que para ellos no tuvieron lugar, aquí seguimos rodeadas de una fauna que no castiga por haber obrado mal.

Puedo sentiros gritar
y zarandear las cadenas que el pasado y la historia, a nuestra espalda apaleada, llena de grietas y yagas, decidió echar. Pero allá en las plazas, en los bosques y casas, en oficinas y terrazas, y hasta en el mar, alzamos nuestra voz encogiendo el corazón solo para ganar impulso y saltar. Saltar a un vacío de esperanza por un futuro que casi nos alcanza en el que nuestro sudor gana la batalla por la libertad.

Puedo sentirnos gritar,
con la rabia resbalando en nuestras frentes, la impotencia removiendo nuestras tripas y el orgullo en la barbilla que mira a la luna, allá arriba, y nos recuerda, llena y plateada, que somos clan.

#YoSíTeCreoHermana

Andrea Dehm

Fotografía de Pixabay
Anuncios

2 comments on “Eco

  1. katelynnon

    ¡Muy potente y emotivo! Me encantan las imágenes que utilizas sobre todo en el primer párrafo y también cómo has jugado con el simbolismo de los lobos y la luna en la última. Ojalá no tuviéramos que hablar de “las que serán”.

    Le gusta a 1 persona

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: